NUEVA1.jpg

 

 

Samael Aun Weor

 

 

 

PATRIARCA I – VENERABLE MAESTRO SAMAEL AUN WEOR

 

 

samael18

VÍCTOR MANUEL GÓMEZ nació en Santa Fe de Bogotá el 6 de marzo de 1.917, cuando todavía rugía la Primera Guerra Mundial. En su adolescencia vivenció, eso que en el Oriente se denomina "El vacío iluminador", lo cual dejó en su alma una experiencia inolvidable y por la cual se siente la necesidad imperiosa de realizar un cambio radical. En realidad el Maestro Samael es un Bodhisattva de Compasión.  

 

En sus primeros años de vida, acostumbraba sentarse al estilo oriental, para meditar y gracias a su don de la clarividencia, aprovechaba para estudiar sus pasadas reencarnaciones.   En esos tiempos le acaecían insólitos casos de metafísica trascendental: veía a su padre en ropa de dormir cuando éste le llamaba y cuando intentaba acercarse a él, se esfumaba perdiéndose en la dimensión desconocida. Este tipo de fenómenos le eran muy familiares.

 

En su pubertad sufrió mucho por culpa de su madrastra. Ya en su juventud, Víctor Manuel pasa por la consabida época de romances, brindis de bohemios, doncellas y celos.  Así transcurría la vida de quien más tarde llegaría a ser el Avatara de Acuario, el encargado por la Logia Blanca, de abrir públicamente las puertas del Templo de la Sabiduría a la humanidad que sufre, y divulgar en esta forma el Evangelio del Reino, anunciado en las señales de los tiempos del fin, de San Lucas y San Mateo.

 

A los 16 años dictó su primera conferencia espiritual asombrando a quienes lo escuchaban. Escribió en el transcurso de su existencia más de 70 obras de filosofía gnóstica con los que se rescata la sabiduría trascendental que permite entender y aclarar los dogmas en los cuales se soporta la ignorancia humana sobre las realidades del Ser y del reino de Dios. La Gnosis divulgada por Samael es una llama de sabiduría que llevada a la práctica permite a los seres humanos rasgar el velo del misterio que nos impide ver la luz y conocer la verdad.

 

Samael era realmente un Bodhisattva caído que se levantó del polvo de la tierra, viviendo en carne propia la sabiduría de todas las épocas: la Gnosis pura y divina, que hoy se lucha por dar a conocer para bien de la humanidad en todos los lugares de la Tierra. El Bodhisattva del avatara de Acuario a través de la purificación y las iniciaciones espirituales, encarnó a su real ser y retorna a su nombre inmortal de Arcángel: Samael Aun Weor.

 

Filósofo, antropólogo, esoterista y psicólogo contemporáneo, quien paralelamente al casi medio centenar de Obras escritas a lo largo de su dilatada labor docente, como máxima figura del Movimiento Gnóstico Internacional, ha dejado testimonio del carácter revolucionario de su Enseñanza en un sinfín de conferencias y cursos dictados allí donde su presencia era anhelada por aquellas personas ansiosas de escapar de las tinieblas de la ignorancia y el sufrimiento hacia la Luz. El Maestro es la Luz en el Camino. SAMAEL AUN WEOR sigue siendo la antorcha que ha de alumbrarnos la Senda de la Revolución de la Conciencia hacia una nueva Edad de Oro.

 

Desencarnó el 24 de diciembre de 1977 en al ciudad de México. Sus cenizas fueron llevadas a Colombia y esparcidas sobre el mar Caribe, de acuerdo a su última voluntad.

 

 

 

SAW

 

 

“Amadísimos hermanos míos: Yo os juro por el Eterno Dios Viviente que cuando forméis a Cristo en vosotros, os uniréis con vuestro Íntimo, y os convertiréis en llamas omnipotentes del Universo”.

 

 

 

 

Página principal