NUEVA1.jpg

 

V.M. Gargha Kuichines

 

 

 

PATRIARCA II – VENERABLE MAESTRO GARGHA KUICHINES

 

G K Congreso 1991

JULIO MEDINA VIZCAÍNO nació en Usiacurí, Atlántico, Colombia el 3 de octubre de 1908. Hizo sus primeras letras en Sabanalarga donde vivió los primeros años de su vida. Luego pasó a Barranquilla donde trabajó y vivió durante 10 años. Desde el año de 1935 se residenció en la ciudad de Ciénaga, (Magdalena), donde se casó con la señorita Dilia Barranco Fajardo en el año de 1939, matrimonio en el cual hubo 4 hijos llamados: Álvaro, Armando, Julio Cesar y Jorge. Formó parte del club Rotario de Ciénaga desde el año 1936; Donde ocupó todos los cargos directivos. Asistió como delegado del club a muchas conferencias de distrito y a la convención Rotaria mundial de México en el año de 1968.

 

Organizó por instrucciones del V.M Samael el Movimiento Gnóstico Cristiano Universal (M.G.C.U), al cual dio forma activa ante el gobierno de Colombia y fue su primer presidente durante 15 años. El M.G.C.U en Colombia funcionó bajo la personaría jurídica No. 050, del cual el Patriarca I fue su Presidente fundador.

 

Igualmente por instrucciones del Avatara se dio a la tarea de organizar la Iglesia Gnóstica Cristiana Universal en Colombia, con la asesoría del Dr. Osvaldo Palacios aprovechando la situación favorable a la libertad de cultos que se presentaría durante el gobierno de Alfonso López Michelsen.

 

El Dr. Palacios debe tener el casete con comentarios e instrucciones que le envió el Avatara sobre el contenido de los estatutos para la Iglesia, en el cual le aclara que después de él vendrán otros Patriarcas y así debía quedar establecido en los estatutos.

 

El V.M Gargha Kuichines fue el primer Presidente y Arzobispo primado de la iglesia Gnóstica Cristiana universal.

 

Cofundador y, junto con el V.M Samael, fue Presidente honorario de la Revista Abraxas Internacional, que funcionó con Licencia del Ministerio de Gobierno de Colombia bajo la resolución No. 000695. Fue editor de la revista durante 20 años.

 

Asistió como presidente a dos convenciones juveniles gnósticas en las ciudades de Santa Marta y Manizales.

 

Presidió todos los congresos Gnósticos internacionales convocados por el V.M Samael, excepto el de 1977 de Guadalajara, que fue presidido directamente por el Avatara de Acuario. En este sentido presidió el primer congreso nacional de Cartagena del 27 de diciembre de 1963 al 1 de enero de 1964 y el primer congreso Internacional de Barranquilla, el II congreso Gnóstico Cristiano Ecuménico de San Salvador, San Salvador, del 27 de diciembre de 1972 al 2 de enero de 1973, formó parte de la mesa directiva en los congresos internacionales de Guadalajara (México) en 1976 y Caracas (Venezuela). Presidió el 4° congreso gnóstico internacional efectuado del 17 al 24 de diciembre de 1981 en la ciudad de Bogotá (Colombia).

 

Prefació la mayoría de las obras escritas por el Maestro Samael, y fue su editor, creó el arte para el escudo gnóstico y la bandera de acuario, clarificó el pentagrama esotérico con los colores correspondientes.

 

Recibió el cargo de Soberano Comendador para América Latina y fue nombrado presidente vitalicio del Movimiento Gnóstico Cristiano Universal por el fundador del Sagrado colegio de Iniciados en el planeta tierra señor Sanat Kummará.

 

En el año de 1977 fue nombrado por el V.M. Samael Aun Weor como único canciller internacional extraordinario y plenipotenciario. Es miembro de la Agartha sociedad secreta del Tíbet, es un Buddha viviente.

 

Por delegación teocrática del Avatara de acuario V.M. SAMAEL AUN WEOR ocupó el cargo de Patriarca II de las Instituciones gnósticas en nuestro planeta hasta su desencarnación en junio 29 de 1994 en la Ciudad de Ciénaga, cuando lo sucedió el hoy Patriarca III según Testamento Moral y Espiritual dejado por el venerable Maestro Gargha Kuichines fechado el 24 de Agosto de 1992 en la ciudad de Ciénaga, Magdalena.

 

 

 

 

Editorial del Boletín Abraxas Nº 1 - 1993

 

Sirva este primer número del Boletín Abraxas para resaltar una vez más, la extraordinaria pero incomprendida labor de un hombre con talla de Gigante.

 

No solo sus discípulos estamos en deuda, la humanidad entera se ha nutrido de sus esfuerzos. Que ellos lo ignoren, es apenas natural sobre la faz de este globo, en que todo lo destructivo y vil, ha recibido su carta de naturalización.

 

Un ser humano como cualquiera de nosotros, que encontró la oportunidad de servir y aprovechó hasta el máximo esos momentos, entregando sus bienes, su salud y hasta su vida misma, en aras de esa magnífica oportunidad de servir.

 

Hoy, sus consejos resuenan como Mandamientos Divinos en nuestros oídos, guiándonos y orientándonos en esta vorágine de la vida. Cuanto os debemos Gargha Kuichines.

 

Las juventudes que hoy militan en la gloriosa Iglesia Gnóstica, quizá os conocen solo de nombre, pero desde ya han adquirido la deuda, porque el sendero por el cual transitamos esta iluminado gracias a la antorcha que se mantiene en alto, sin lo cual este camino se haría intransitable. Qué no decir de las constantes súplicas que a diario elevas al Altísimo por nosotros, buscando librarnos siempre de todo mal.

 

Si entre todos los estudiantes gnósticos reuniésemos todo lo que poseemos y os lo entregásemos, aun estaríamos en deuda. Creemos seriamente que no debemos conformarnos con la ayuda física que podamos otorgar, se hace necesario continuar su obra, seguir sus pasos, hollar la senda transitada, y así, solo así estaríamos retribuyendo en algo a sus esfuerzos.

 

Pero si algún día pudiésemos cancelar esta deuda, siempre saldría una voz desde lo mas profundo de nuestro corazón, que gritaría: Gracias Gargha Kuichines.

 

Tomado del Boletín Abraxas N° 1 de Julio de 1993

 

 

 

 

Sabemos que la vida, la historia y el camino esotérico recorrido por este gran Buddha Sr. Julio Medina Vizcaíno (V. M. Gargha Kuichines),  se ha tratado de tergiversar por sus verdugos detractores que en un momento dado surgieron para enaltecer la vida y el sendero de este Ser.

 

Pero la realidad del sendero Iniciático es que a las gentes del  mundo no les gusta el camino ni a quienes lo recorren, porque es  duro  y amargo ya que implica enfrentarnos contra todas nuestras propias maldades psicológicas; y al valeroso que se atreve a emprender dicho camino esotérico, los habitantes de este mundo tenebroso del Kali Yuga se le ponen en  contra  pidiendo a viva voz su crucifixión (calumnias, diatribas, insultos, y toda clase de  persecución, como le toco vivir al personaje al cual nos estamos  refiriendo).


Y es que en verdad como dice el evangelista  Mateo,  las gentes de este mundo quieren  honrar a Dios cumpliendo doctrinas y mandamientos que ellos mismos han  hecho pero olvidando que el  Altar del Dios vivo es nuestro corazón  y su fuerza es el Amor, y que no son  los  caprichos mundanos y  los consejos mezquinos de los hombres los que señalan el camino de Dios, sino nuestro  propio Padre que mora en secreto, al que podremos llegar solo después de férreas purificaciones y  santificaciones y no mojigaterías y falsos pudores impuestos por la propia mezquindad de nuestros semejantes.

 

Finalmente dejaremos bien en claro para la posterioridad esta reseña de la Obra y la historia del Venerable Buddha  Gargha Kuichines digno Patriarca  Sucesor del Avatara V.M. Samael Aun Weor, ya que muchas mentes tenebrosas  por  ignorancia  del  SENDERO ESTRICTAMENTE ESOTÉRICO, han querido falsear PROCESOS INICIÁTICOS y a lo que muchos discípulos indecisos lamentablemente han contribuido cuando disimuladamente han silenciado sus testimonios, pero hay algo que si  es cierto y es que la labor  de difusión  de la Doctrina Gnóstica en Centro y Sur América, fue una labor exclusiva  del Sr. Julio Medina Vizcaíno (Venerable Buddha Gargha Kuichines), quien entrego su capital económico y vida misma a dicha labor para expandir la doctrina  del V.M. Samael Aun Weor.  Obra por la cual, él mereció la encarnizada persecución  de  los tenebrosos pero que a  la vez le hizo ser digno a los ojos espirituales de los mundos superiores de conciencia y de los hermanos mayores del circulo consciente de la humanidad solar; y ser merecedor de los títulos de Buddha Viviente y Maestro Calificado de Misterios Mayores. 


Así como ser el único con suficientes méritos ganados para  ser  el Patriarca Sucesor de nuestra Iglesia Gnóstica,  después de la desencarnación  de nuestro amado Maestro Samael Aun Weor, Avatara de Acuario y Primer Patriarca de nuestra Iglesia, y quien efectivamente legó su Sucesión teocrática en el Buddha Gargha Kuichines; por medio de un documento que se hizo público  en  el  Congreso Gnóstico de Caracas realizado en Octubre de 1978,  quien transcribe  este escrito da absoluto testimonio ante Dios y los hombres,  porque estuve presente en esos momentos  y fui testigo como se remecieron profundamente  las filas de los tenebrosos, temblor  que hasta  hoy se siente por  gentes impreparadas carentes de un trabajo serio sobre su yoes psicológicos que todos de alguna manera en  el interior cargamos.


Y es y seguirá siendo un BUDDHA VIVIENTE, miembro de la Orden Sagrada del AGARTHA Sociedad Secreta del Tíbet.


Gloria a los hijos del Sol, Gloria al Cristo Cósmico, Gloria a los Maestros de la Logia Blanca.

 

Tomado de un correo electrónico enviado a una lista gnóstica por Monseñor Olmedo Palomino Sánchez.

 

 

 

A todos los gnósticos:

 

Yo me he recluido en esta pieza para descansar pero esto es un imposible para mí, debido a que los gnósticos quieren que yo les enseñe todo, lo cual hace que trabaje doble porque no solamente me piden enseñanza sino que yo haga la doble labor o sea enseñar y buscar lo que ellos quieren y eso me dificulta la enseñanza porque me toca doble trabajo o sea, hacer de profesor y discípulo al tiempo. Si yo vivo encerrado en un cuarto no es porque quiero sino porque me obligan a huir para defender yo la vida mía.

 

Les hablo desde mi silla de enfermo para que ustedes repitan mis palabras. Facilitándome la lucha tremenda que me toca vivir.

 

Venerable Maestro Gargha Kuichines

Ciénaga, Magdalena

Diciembre 27 de 1991

 

 

Anécdotas enviadas por el Hermano Dorismel Díaz Pérez

 

«Cierto discípulo le preguntó al Maestro Gargha Kuichines: ¿Maestro, usted cree en Dios? Entonces el Maestro sabia y enérgicamente le respondió al discípulo: "No, porque lo sé". Me acuerdo de esta anécdota siempre que alguien me pregunta si creo en Dios, no digo que lo sé porque aún no lo he vivenciado, pero tampoco digo que creo, porque esa es la fe ciega del carbonero».

 

 

«Bien, la anécdota es la siguiente (me la contó Don Ramón): Cierto hermano gnóstico que le hacía una visita al maestro Gargha Kuichines le comentó: Maestro, fulano de tal, del Lumisial tal, hace el cierre al revés (el de la estrella con el círculo mágico), entonces el maestro enfáticamente le contestó: “¿Y a ti qué te importa?”».

 

 

«En cierta ocasión, un hermano soltero le preguntó al Venerable Maestro Gargha Kuichines acerca de la conveniencia de una relación amorosa: Maestro, ¿Qué me dice de zutaneja? ¿Me conviene o no me conviene? y el Maestro le respondió: ¡Consúltalo con tu corazón que él no te falla!»

 

 

«Se le preguntó al Venerable: Maestro, fulano de tal que si puede oficiar hoy porque tuvo una caída. El Maestro respondió; ¿Y quién es el que está levantado

 

 

«Estando una vez oficiando en el Templo Samael del barrio El Bosque de Barranquilla, Colombia, el V.M.G.K. tuvo un pequeño resbalón ante lo cual acudió el Hermano L. Montaña a socorrerlo. Cuando él se acercó a ayudarlo, el Maestro le dijo: " Déjame, que sólo la mujer es la que puede levantarnos"».

 

 

 

Pagina de Frases y Pensamientos

Pagina principal